jueves, 26 de febrero de 2009

CON 67 AÑOS Y EL CORAZÓN DE UN NIÑO

Ayer Miércoles 25 de Febrero, sobre las 21:00 h. los teléfonos empezaron a arder, comenzaron a llegar mensajes y la noticia se extendió rápidamente como la pólvora: Antonio Cruz ha muerto. Cientos de momentos vividos con él en el campamento pasaron por nuestras cabezas; enseñanzas, juegos, conversaciones, desfiles y sobre todo... canciones.
El año pasado, en el mes de Noviembre, cuando Manolo Molina ni siquiera podía prever el cambio drástico que iba a dar su propia salud, en una de nuestras reuniones dejó caer una propuesta “¿Por qué no le damos a Cruz el premio Corazón Joven este año (llevábamos varios años pensando en él)?, además de su más que reconocida entrega por la juventud, coincide que hace cincuenta años que fue por primera vez de campamento a Burgos.” La decisión fue unánime: Antonio Cruz “Premio Corazón Joven 2008”.

Quién nos iba a decir que en menos de un año ni Cruz, ni Manolo estarían con nosotros.

GRACIAS por tus 50 años de campamentos.
GRACIAS por tus consejos.
GRACIAS por tus lágrimas de emoción cuando cantábamos.
GRACIAS por tus 34 años en Maestría.
GRACIAS por tus palabras al arriar banderas.
GRACIAS por tu visita de este verano.
GRACIAS por tu sonrisa en el encierro de San Fermín.
GRACIAS por tus partidos de fútbol.
GRACIAS por tus canciones.
GRACIAS…

DESCANSA EN PAZ
SIEMPRE UNIDOS

7 comentarios:

  1. Gracias por el "salarpicar", Antonio

    ResponderEliminar
  2. Pues gracias también por el "Yambore"
    siempre unidos
    JAAP

    ResponderEliminar
  3. Gracias por cuidarnos tantos años
    gracias por tu "silbato"
    Gracias Cruz por tu educación

    ResponderEliminar
  4. Gracias por enseñarnos a ser lo que somos,
    gracias por regalarnos cada día un trocito de tu corazón, gracias por mostrarnos un mundo posible, gracias, gracias, gracias.

    Siempre unidos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Cruz por TU RESPETO

    ResponderEliminar
  6. Durante los años en los que yo he formado parte activa de Acción Católica, sólo he coincidido una vez con Antonio Cruz. Fue una mañana de Julio que cuando estábamos haciendo los servicios técnicos apareció de visita en el campamento con cuatro chavales (recuerdo que a las acampadas casi les da algo), estaba por allí de paso y cómo no pasar por el campamento.... Pasaron todo el día con nosotras y la verdad es que a la hora de comer nos hizo pasar un rato de lo más divertido, se le ocurrió "subastar" a los chavales y que las acampadas que mejor lo hicieran se ganaban el derecho a que el chaval comiera con ellas. Aquello fue un ataque de locura, chillidos y risas y al final cada uno comió en una mesa a pesar de que le dijeron mil veces "que no, Cruz que no", él los acompañó muy amablemente y los sentó con las niñas. Tras la comida, en la hora de la siesta, tuvimos una charla con él bastante animada. Ya digo que sólo coincidí con él en esa ocasión pero fue una ocasión muy acertada y siempre guardaré un buen recuerdo. Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  7. Ramón Fuentes Escalzo5 de marzo de 2009, 11:49

    Millones de gracias por ser como eras, por tu generosidad, cariño y por enseñarnos tu corazón abiertamente. Un abrazo enorme, ya estas en un sitio mejor donde siempre creíste, otra vez, millones de gracias por todo.

    ResponderEliminar