martes, 4 de agosto de 2015

¡Va por nosotras!

¡¡Buenas noches!!

Acabamos de poner el broche final al Primer Turno de niñas 2015, y hoy me gustaría dedicarles este espacio a ellas, a las protagonistas de este campamento y a los que lo hacen posible. ¡Ahí va!

“Querido campamento:

Un año más estamos aquí diciendo adios. Un año más que se va y un año más para guardar en el recuerdo. Recuerdos que nos irán acompañando durante todo el año, y durante toda nuestra vida. Recuerdos que no hacen volver.

Temo cuando llega este día, cuando os  tengo que decir que hay que recoger, ordenar las maletas, preparar la camiseta del campamento para mañana. Cuando os tengo que decir que esto se acaba.

Lo temo porque es un cúmulo de sensaciones y sentimientos tan grande que no me salen las palabras para poder describirlo. Ya sabéis, cuando se juntan la rabia de saber que nos vamos, tristeza porque nos separamos y cada una seguimos con nuestras vidas, alegría de llevarme tantos buenos momentos y la ilusión de saber que si este año os ha gustado el año que viene será mejor.

Mientras que escribía esta carta me he asomado a la ventana de la enfermería. O veo correr jugar, cantar, reir,…y me doy por satisfecha porque todo el trabajo y esfuerzo se ve recompensado al ver vuestras caras de felicidad. A todas las que ha sido vuestro primer año, espero que este sitio os haya atrapado tanto como en su día nos paso a nosotras y que este haya sido  uno de los muchos que os quedan por venir. Y a las que sois fieles a los 12 días, a las que mandáis a vuestros padres a hacer la cola a las 11 de la mañana a JAC para conseguir una plaza, a las que habéis sufrido la incertidumbre de la espera, a las que no concebís un verano sin este pedacito de paraíso  anclado al sur, GRACIAS  por volver y estar al pie del cañón. Espero el año que viene  veros otra vez.

No me gustaría dejar escapar la oportuna de dar las GRACIAS al futuro de esto, ese soplo de aire fresco que viene pisando fuerte. Vosotras de una manera u otra habéis ayudado a que esto haya sido posible. Se  que ha sido difícil, os pedí un reto que habéis superado con creces y de corazón os digo GRACIAS POR VENIR.

Qué decir de mis cocis (Rosi, Antoñita, Luisa, Mariani, Encarna, Isabel, Marivi, Joaqui y Loren), nuestras mamis que nos miman, nos escuchan y nos apoyan estos días. Son nuestra fuente de energía. Sumo también a Antonio y Paco. Qué difícil seria esto sin tenerl@s aquí. Asi que un año más GRACIAS por ceder  vuestro tiempo sin pedir nada a cambio.

Juampe otro año más, que decir que ya no sepas, GRACIAS por ayudarnos no solo por los 12 días, sino por el apoyo que recibimos desde Úbeda.

A ti Andrés, te doy las GRACIAS en especial, se que la decisión ha sido difícil y quiero que sepas que aquí siempre serás bienvenido.

Y a vosotras, mis monis, mis amigas, mi familia. Esas que se lían la manta a la cabeza conmigo sin que yo se lo pida. Las que hacen de la unión, la fuerza. GRACIAS por hacer que esto sea posible. Por contribuir a cumplir con sueño de cada verano de todas estas niñas. Por vuestro apoyo incondicional. Por los buenos ratos que me dais. Por ser todas una. Me voy orgullosa de ver el trabajo que hemos hecho. Por hacer de otro año más, uno diferente. Y por supuesto ni que decir, que sin vosotras esto no seria igual. Se que no hay ni que decirlo, pero nunca está de más, me guardo un pedacito de cada una de vosotras en eso que llaman corazón.

¡¡Nos vemos el año que viene!!

SIEMPRE UNIDAS.”

Pda.: A vosotros papis y mamis (a los también) por confiar completamente en nosotras, apoyarnos y contribuir en todo lo que os hemos pedido. Mañana os devolvemos a vuestras princesitas un pelin más morenitas y seguro que con un sin fin de historia que contar.

Ha sido un placer volver a estar al frente de esto y haceros partícipes de ello.

¡Un beso enorme!!


Lourdes.





































lunes, 3 de agosto de 2015

¡Disfruta hasta las despedidas!

¡Buenos días a todos!

Ayer nos levantamos sobresaltadas con la noticia de que el Virus Solanum había infectado la provincia de Cádiz. La Gobernadora nos informó que ese virus hacía que las personas que estuvieran débiles o heridas se convirtieran en zombis.

Para evitar la invasión, los expertos nos hicieron un entrenamiento físico y mental. El resultado, dio lugar a que una parte del campamento se transformará en zombies.

Después del descanso, todos los habitantes aún vivos participamos en una carrera de obstáculos que permitió a los zombies hacerse con nuevas víctimas. Al final de la tarde, más de la mitad del campamento eran zombies.

Durante las banderas de por la noche, nos visitó de nuevo la gobernadora que nos dijo que las investigaciones habían descubierto que el virus había sido contagiado en el campamento y debían encontrar a la culpable.

A través de pruebas de inteligencia, cultura general y de ingenio las acampadas iban recibiendo pistas sobre la culpable. Los dos grupos que lograron resolver el enigma fueron el 1 y el 0. ¡¡Maquinas!!

Damos comienzo al penúltimo día, ese día que ya sabe a despedida. Aunque celebramos el cumpleaños de Lucía (G.8) y Nerea (G.0), y el santo de Lidia. Y eso, siempre es motivo de alegría.

Esta noche haré la última entrada del blog del primer turno de niñas con todas las actividades, puesta de sol si nos permite el día y una clausura llena de sorpresas. Sin más os dejo porque no me quiero perder ni un minuto más de este día cargado de emoción.

¡Siempre unidas!